Presentación
Presentación

Presentación

Cementerio de Arte de Morille

mUSEO - mAUSOLEO 

El Cementerio de Arte de Morille (también llamado Museo-Mausoleo) surge a iniciativa de los artistas Domingo Sánchez Blanco y el fallecido Javier Utray. Receptivo ante la propuesta, el Pleno del Ayuntamiento de Morille, en sesión celebrada el día 11 de abril de 2005, aprobó destinar una parcela de 50.000 m2 a tal fin (en el paraje de los Centeneros de la Iglesia)  y participar activamente en su  desarrollo y funcionamiento.

 

El propósito básico del Cementerio de Arte de Morille es el soterramiento de piezas de reconocido valor artístico y/o vinculadas directamente al ámbito del arte de vanguardia, entendiendo que no es menos importante el proceso que lleva al soterramiento que el soterramiento mismo.

 

Cada enterramiento (cada proceso) es catalogado y documentado en sus líneas básicas, con vistas a la futura creación de un Centro Documental que permita un acceso completo y riguroso a las distintas obras.

 

Estamos ante una propuesta ambigua, compleja y plural: para unos se trata de un “depósito permanente de arte”; para otros de un “museo-mausoleo”, de un “centro de arte subterráneo” y también de un “museo cóncavo”; si bien la denominación de “cementerio de arte” se ha impuesto sobre las otras, quizá por la contundencia de los términos.

 

La pluralidad de enfoques sitúa el Cementerio de Arte de Morille precisamente en la encrucijada que discute la esencia misma de la creación artística (su naturaleza y función social, entre otras consideraciones), no exenta de una evidente dimensión crítica respecto a los fundamentos de la museística actual.

 

La gran repercusión del proyecto es uno de los indicios del interés que ha despertado tanto entre el público en general como especializado.

 

El Cementerio de Arte se administra mediante una Gestora, integrada por Domingo Sánchez Blanco (El Gallo, Espacio de Arte Contemporáneo), inspirador, ideólogo y principal activista del proyecto; el Ayuntamiento de Morille; la Asociación Cultural El Zurguén de la localidad; y la Universidad de Salamanca (representada por el Grupo de Investigación SDLM:“Seminario Discurso, Legitimación y Memoria”).

A ella se suman, en colaboración generosa, personalidades y entidades del ámbito del arte, de la cultura o de la ciencia. Es el caso de Fernando Castro Flórez, crítico, profesor y comisario; Fernando Rodríguez de la Flor (USAL); la Editorial Delirio, impulsada por Fabio Rodríguez de la Flor, etc.

Asimismo diferentes empresas y colectivos de muy diferente tipo han añadido sus esfuerzos para hacer posible esta realidad que es el Cementerio de Arte de Morille.

En representación de estas instituciones y colectivos, la comisión gestora  ha evaluado y seleccionado varios proyectos de enterramiento de piezas  en los últimos años, entre los que se encuentran obras de Isidoro Valcárcel Medina, Esther Ferrer, Fernando Arrabal, Juan Hidalgo, Avelino Sala, Quico Rivas y Javier Utray, entre otros muchos. El número total de "soterramientos" y proyectos se acerca a las 40 piezas.