El Cementerio de Arte de Morille incluido en la Red Mouseion: Plataforma transfronteriza de museos
El Cementerio de Arte de Morille incluido en la Red Mouseion: Plataforma transfronteriza de museos


Nota de prensa



 



El Ayuntamiento de Morille expresa su satisfacción por haber sido incluido el Cementerio de Arte en la red MOUSEION: Plataforma Transfronteriza de Museos



 



En efecto, el pasado viernes, día 6 de mayo, reunidos en Guarda (Portugal) diversos representantes de los museos ibéricos que constituyen la citada Plataforma, acordaron la entrada del Museo-Mausoleo de Morille en dicha organización.



El Ayuntamiento de Morille, integrante de la Gestora que coordina el Cementerio de Arte, bajo la guía de su inspirador y principal valedor, Domingo Sánchez Blanco, quiere expresar su satisfacción y agradecimiento a los representantes de Mouseion y a todos aquellos que, a lo largo de estos años (artistas, vecinos de Morille, empresas, asociaciones, colectivos diversos, simpatizantes y amigos en general) han colaborado y trabajado generosamente, ajenos al desaliento, para que el Museo-Mausoleo de la localidad se convierta en un referente de la Vanguardia artística en nuestro país.



A la Plataforma Mouseion pertenecen, entre otras muchas entidades, la Asociación Portuguesa de Museología, la Asociación Española de Museólogos, el Centro Cultural Raiano, el Museo Vostell Malpartida, el Museo Arqueológico Municipal José Monteiro de Fundão, los Museos de Cáceres y de Salamanca, el Museo de Guarda...



En atención a la acogida de la Plataforma Mouseion, el Ayuntamiento de Morille se compromete a contribuir activamente a la difusión y el conocimiento de todos y cada uno de los centros que integran dicha organización, pues entiende que la creación de redes, de un tejido de colaboración y contactos continuos es, en los tiempos presentes, del todo imprescindible para la pervivencia de estos centros de referencia de la cultura ibérica y, con ellos, para el desarrollo de las regiones transfronterizas ibéricas y de sus habitantes.



 



 



 


Museo-Mausoleo o Cementerio de Arte

 Morille (Salamanca)

 

 

El Museo-Mausoleo de Morille surgió a propuesta de los artistas Domingo Sánchez Blanco y Javier Utray, cuya idea germinal fue acogida y aprobada por el Pleno del Ayuntamiento de Morille (Salamanca), en sesión celebrada el día 11 de abril de 2005. En dicha sesión se aprobó destinar una parcela de 75.950 m2 a la creación de un Museo-Mausoleo (la nº 26 del Polígono 502 del término municipal), que el Consistorio consideraba de titularidad Municipal. Comprobándose más tarde que dicho terreno era en realidad Patrimonio del Estado Español, éste, a través del Ministerio de Economía y Hacienda, firmó un acuerdo con el Ayuntamiento de Morille, por el que cedía gratuitamente y de manera indefinida dicho espacio, siempre y cuando se mantuviera el uso cultural de Museo-Mausoleo: quedaba así formalizado y asegurado para la posteridad el conocido como Cementerio de Arte de Morille.

Tras el fallecimiento de Javier Utray, el Museo-Mausoleo continúa su andadura capitaneado por Domingo Sánchez Blanco, regido por una gestora (en la que se integra el Ayuntamiento de Morille y otras instituciones, entidades y colectivos) y apoyado por un amplio voluntariado social, en el que destaca la participación de los vecinos de Morille.

A finales de abril de 2016 son 42 los enterramientos efectuados en el Museo-Mausoleo, entre los que se cuentan piezas, proyectos o iniciativas, ya sean individuales o colectivos. Los nombres de Pierre Klossowski, Fernando Arrabal, José Luis Coomonte, Miguel Herberg, Germán Coppini, Vicente del Bosque, Juan Hidalgo, Fernando Higueras, Isidoro Valcárcel Medina, Esther Ferrer (los dos últimos Premios Nacionales de Artes Plásticas), entre otros muchos, están indisolublemente unidos al Museo-Mausoleo de Morille.

 

El Museo-Mausoleo es una propuesta polémica, plural y, a la vez (por su medida heterogeneidad), plenamente armónica. Para unos se trata de un “depósito permanente de arte”; para otros de un “museo-mausoleo”, de un “centro de arte subterráneo” y también de un “museo cóncavo”; si bien la denominación de “cementerio de arte” se ha impuesto como denominación popular, quizá por la contundencia del sintagma.

En cualquier caso, la pluralidad de enfoques sitúa al Museo-Mausoleo de Morille precisamente en la encrucijada que discute la esencia misma de la creación artística (su naturaleza y función social, entre otras consideraciones), no exenta de una evidente dimensión crítica respecto a los fundamentos de la museística actual.